Tutorial: renovar la tapa del inodoro sin cambiarla


En las últimas reformas en casa uno de los cuartos que modificamos fue el aseo de la planta baja. Hubo que cambiar de lugar la ventana y eso implicaba quitar parte de los azulejos de cerámica que cubren la pared. No me quejaré del resultado, realmente ha quedado un aseo muy bien resuelto. No había posibilidad de encontrar cerámica como la que ya tenía en el baño, así que decidimos dejarla hasta media altura y el resto enlucido y pintado.




Todo perfecto, a excepción de que olvidé proteger la tapa del inodoro durante la obra y ésta sirvió de mesa auxiliar para depositar todo tipo de herramienta. Ya os podéis imaginar como terminó la tapa al finalizar el trabajo: desgastada, rallada y con un tono muy diferente a su blanco original.

A pesar de que no es un elemento excesivamente caro, hacía poco tiempo que la había puesto nueva y no me apetecía gastar de nuevo los 30 o 40 euros que vale. Pensé en poner algo que la cubriera, pero cualquier cosa que hubiese puesto sería un engorro a la hora de limpiar. La única solución que se me ocurría era intentar pintarla, pero como soy poco manitas para las restauraciones, no tenía muchas esperanzas de que quedara bien.

Me llevé una grata sorpresa con el resultado. La tapa quedó como nueva, color y textura exacta a la que tenía cuando estaba nueva. De modo que eso me animó a compartirlo, porque por el precio de un bote de pintura (mucho menor al de la tapa nueva) quedó como si la estrenara de nuevo.

Os cuento la técnica, nada complicada pero que hay que hacer con meticulosidad. La pintura mancha mucho, así que imprescindible un plástico protector grande para cubrir todo lo que haya alrdedor.

Los materiales que necesitaréis:



1. Pintura en spray blanca y brillante. Yo usé la más económica que encontré.
2. Guantes de vinilo o látex para proteger las manos. Suelo tener una caja en casa, son multiusos.
3. Plástico protector. Yo quizás soy una exagerada, pero por si acaso compré el más grande y cubrí todo, todo, lo que pude.
4. Mascarilla. Para no evitar respirar el aerosol. Confieso que esta vez no la utilicé y me arrepentí, sin falta la usaré en la próxima ocasión.
5. Papel de cocina siempre a mano. Muy útil en las primeras pulverizaciones que suelen expulsar gotitas acumuladas en la salida del spray. Antes de pulverizar sobre la tapa hacerlo sobre el papel.
5. Tener cerca el aguarrás, quizás no lo necesitéis pero hay que ser prevenidos por si mancháis algo por accidente.


El proceso es muy sencillo:

1. Tapar todo lo que no sea la tapa del inodoro: paredes, lavabo y cualquier accesorio que haya cerca. En mi caso tapé la ventana y aproveché para enganchar con ella el plástico. En las paredes lo fijé con unos trozos de cinta de pintor.

2. Guantes y mascarilla puestas antes de empezar. Sujetar el bote con la mano y a agitarlo durante un minuto para que los componentes de la pintura se mezclen bien. No escatiméis con este tiempo, la pintura debe quedar homogéneamente mezclada y como no lo podemos ver, hacemos caso de lo que indican las instrucciones.

3. Destapar y hacer una prueba sobre un trozo de papel presionando la válvula del spray. La pintura se debe pulverizar a una distancia de uno 20 o 25 cm, leer las instrucciones de vuestro bote por si variase, pero lo dudo.

4. Cuando ya os familiaricéis con el modo en que se aplica (yo jamás había usado este tipo de pintura antes) prepararos para pulverizar sobre la tapa. Hacerlo con seguridad, movimientos precisos y de lado a lado. Yo insistí un poco en las partes más ralladas antes de dar una pasada general, para que se cubrieran bien.

5. Dejar secar unos 10 minutos la primera capa de pintura y darle una segunda pasada, esta vez de arriba a bajo.

6. Yo no dí más de dos pasadas, pero se puede repetir una tercera si lo consideras necesario. Entre capas dejar transcurrir al menos 10 minutos. Después de la última aplicación hay que dejar pasar media hora para que la pintura esté totalmente seca y podamos retirar el plástico.

7. Ahora sólo falta que la pintura cure, es decir, quede seca por completo y se pueda utilizar el inodoro de forma normal. Yo para esto dejé transcurrir 24 horas.

Tened en cuenta que estas pinturas tienen un olor muy fuerte, así que os recomiendo (yo y el fabricante, of course!) aplicarlas en lugares ventilados. Los vapores que suelta el spray no conviene respirarlos y por ello os recomiendo el uso de la mascarilla. Cuando yo terminé con mi inodoro, tuve que dejar la puerta del aseo cerrada y la ventana abierta para que no se notase el olor dentro de casa.


Pero que conste, me pareció un trabajo muy muy sencillo, muy económico y con un resultado sorprendente. ¡La tapa quedó como nueva!

Y aunque yo la pinté de blanco por ser su color original y el que personalmente me gusta, imagino que no debe haber problema alguno en hacerlo en otros colores. Eso ya es cuestión de gustos.

Otras entradas interesantes

11 comentarios

  1. Excelente truco.
    Muchas gracias por compartirlo y por todos los detalles de cómo hacerlo.
    Ha quedado estupenda.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Patricia. La verdad es que es simple y efectivo.

      Eliminar
  2. Hola Monica, entre de casualidad en tu bog, lo que veo me parece interesante, me quedo como seguidora.
    Te invito a que me visites, seras bienvenida, y si te quedas mas contenta me pondré, un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! He pasado por tu blog, me ha gustado muchísimo!

      Eliminar
  3. Tengo estropeada la tapa del baño de los niños y voy a probar. Gracias. www.byjs.es

    ResponderEliminar
  4. Hola Mónica.
    Gracias por tu visita y comentario.
    Tu blog es muy interesante. Me han gustado mucho tus buenas ideas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Gracias también a ti, Mercedes!

    ResponderEliminar
  6. Empapelas la casa antes de desmontar la tapa y pintar en otro sitio???.
    Vaya tela.
    Todas las tapas de los inodoros del mundo se desmontan, de hecho vienen desmontadas de origen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, esta de hecho era relativamente nueva. Lo normal habría sido protegerla mejor durante la reforma, lo de quitarla o no ya depende de cada uno. Para mi era mucho más sencillo poner plástico y aplicar el spray.
      Gracias por la sugerencia, de todos modos creo que volvería a hacerlo así.

      Eliminar
  7. Tengo un poco de dudas si la pintura no se irá desprendiendo, aunque al no ser el asiento es más difícil. Ya irás contando.
    Buen trabajo con el aerosol que hay que tener su maña para que quede bien.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Colaboramos con

Subscribe