Una terraza para disfrutar del verano

Me gustan las plantas y me encanta cuidarlas, trabajar la tierra aunque me ensucie las manos, llenar regaderas con fertilizante para alimentarlas, regar para que estén frescas y lozanas, pero si hay algo que me encanta es sentarme a observar los resultados del trabajo bien hecho.

 

La terraza estos días está radiante, con las plantas exuberantes y llenas de flores, así que os podéis imaginar lo que disfruto cuando me siento un rato a descansar o cuando nos reunimos con la familia a pasar el día. Desde que hay niños pequeños esta casa ha sido el centro de reunión familiar: paellas, barbacoas, cualquier cosa que se pueda cocinar al aire libre parece que sabe mejor.

La verdad es que los niños ya no son tan pequeños, tanto mis hijos como mis sobrinos están en plena adolescencia y la terraza que antes igual servía como campo de fútbol que de pista de patinaje, ahora está más despejada y la puedo decorar sin miedo a que me rompan las cosas que pongo encima de la mesa. En el pasado más de una maceta o farolillo de cristal se fue ido al traste por un balonazo.
Las reuniones son ahora más tranquilas y relajadas, ellos prefieren jugar a juegos de mesa o tumbarse a tomar el sol mientras se cuentan sus confidencias, y a mi me encanta tener todo preparado para que la familia disfrute los días de verano fuera, como si fuera un salón al aire libre.
 
Podéis ver muchos temas sobre el jardín y la terraza en mi blog de jardinería: Guiadejardin.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *