Un armario bien organizado

Confieso que detesto hacer el cambio de armario típico de cada estación y por eso hace ya tiempo que tomé la decisión de no tener más ropa que la que cabe en mi ropero. No es que sea enorme, pero me basta. Yo tengo la ropa que utilizo colgada a la derecha y lo único que hago cuando cambia la temporada es desplazar lo de la anterior a la izquierda. Jerséis y camisetas en los cajones de la cómoda y los zapatos en la parte baja del armario, los que me pongo, a la vista, y los que no, en cajas. Así es como yo me organizo, mi principio es “lo que no ves, no existe”.

Pero cada cual tiene sus circunstancias, yo necesito poca ropa pero habrá quien por gusto u otro requisitos de su trabajo utilice más. Lo importante, tengas lo que tengas, es que esté bien organizado para hacer buen uso de tu vestuario y no se queden prendas perdidas u olvidadas en el fondo del cajón o los altillos del armario. Un armario aseado contribuye a aprovechar toda tu indumentaria.

Hoy me he dedicado a recoger algunas ideas fabulosas para organizar la ropa y los zapatos, todas ellas con la finalidad de ver lo que hay guardado con un simple golpe de vista. Para que a la hora de vestirnos no tengamos que rebuscar entre perchas y cajones, aprovechemos el tiempo y en pocos minutos encontremos el look ideal para la ocasión.

Guardar los zapatos: orden y estilo

Lo ideal es guardar los zapatos agrupados, dentro de tu armario o en muebles zapateros con compartimentos para que estén bien dispuestos y accesibles cuando los necesites. Si los cepillas  y limpias después de cada uso los tendrás preparados para la siguiente puesta y el calzado se conservará mejor.

Otra opción es guardarlos en cajas con una pequeña ventana que permita ver qué par hay en su interior. También puedes utilizar las cajas originales que te dieron cuando los compraste o cajas específicas, para que sean todas iguales y queden tan bonitas como en la siguiente imagen. En este caso conviene etiquetarlas para saber que hay dentro de cada una de ellas.

Si guardas los zapatos en el dormitorio, la opción de una banqueta con almacenaje resulta muy práctica. Además de proporcionar espacio de almacenaje te servirá como descalzadora.


Un vestidor de lujo por poco dinero

Tener un gran vestidor donde guardar nuestra ropa es un sueño que casi todos tenemos, pero para ello hace falta bastante espacio y dinero para equiparlo bien…, ¡o no! Los diseñadores, que saben nuestros gustos y las escasas posibilidades que algunos tenemos, se las han ingeniado para idear maneras de conseguir un bonito vestidor por poco dinero. Los sistemas de almacenaje de ropa van más allá de los clásicos armarios roperos de toda la vida y las prendas se pueden dejar a la vista, siempre que estén ordenadas en sus percheros.

Con baldas y colgadores de ropa puedes crear una zona de vestidor en tu propio dormitorio, aunque sea pequeño. Si quieres acentuar el carácter, puedes separarlo con unas cortinas, poner un espejo y una alfombra en el suelo para darle calidez.

Soluciones prácticas para guardar la ropa

Cuando tienes muchas ropa y poco espacio necesitas soluciones prácticas. Hay muchas, pero dos ideas que me gustan son estas: perchas que permiten colgar más de una prenda y separadores para mantener un mínimo espacio entre las perchas y que la ropa no se arrugue en exceso.



Y tú, ¿tienes algún truco o costumbre especial para guardar tu ropa?

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *