Organizar los papeles para que no se acumulen

 ¡Hola amig@s! Hace mucho que no escribo por aquí y hoy he decidido que ya era hora de entrar y felicitaros el Año Nuevo. Deseo de todo corazón que la felicidad se instale en vuestros hogares y os acompañe día tras días durante el 2016.

Para arrancar bien el año vamos a hablar un poco de organización, una casa organizada da menos trabajo y deja más tiempo libre para disfrutar dentro de ella y fuera. Porque ahora, en invierno, pasamos más tiempo en nuestros hogares, pero dentro de nada llegará el buen tiempo y nos apetecerá salir mucho más.

Hoy vamos a centrarnos en la organización de papeles en las zonas de trabajo y lo podemos aplicar tanto a nuestra oficina si trabajamos en casa, como al estudio de nuestros hijos que todavía van al cole o la universidad, como a ese lugar donde nos sentamos para administrar las cosas de casa, revisar facturas y gestionar nuestra economía. ¿Quieres una zona de trabajo donde encontrar lo que buscas en cinco minutos? ¿Te sientes abrumad@ por tus recibos y papeles? Si has contestado “si” a alguna de estas dos preguntas, este artículo te interesa. Aquí van una serie de recomendaciones que te ayudarán a aligerar la gestión burocrática de tu hogar.

1.- Ordena el correo todos los días

Sé que suena complicado, pero hay que decir adiós a la costumbre de acumular papeles para ordenarlos en otro momento. La tarea acumulada es mucho más complicada y es más costoso manejar un montón de papeles el día que descubres que ya no te caben más en el cajón que ir haciéndolo con los pocos que llegan cada día. Dispón de una carpeta para cada categoría y cuando saques los sobres del buzón dedica unos minutos a meter cada papel en su lugar correspondiente.

 

2.- Cosas para hacer

Facturas que hay que pagar, papeles del colegio que tienes que firmar, formularios que debes llevar al ayuntamiento, etc. Para estas cosas es muy útil tener un lugar específico donde colocar los papeles que debes manejar, un sitio visible y accesible.

 

3.- Cosas para leer

En ocasiones recibimos comunicados, revistas, folletos o incluso publicidad que nos puede ser de interés. Si se trata de lecturas ligeras, papeles que se leen en un par de minutos, lo ideal es gestionarlas en el momento y decidir qué hacer con ellas. Si son textos algo más extensos que requieren dedicar más tiempo, las archivas en su apartado correspondiente para retomarlas cuando dispongas de un momento.

 

4.- Reducir, reutilizar o reciclar

No almacenes papeles innecesarios, ante un bono de descuento piensa si realmente te es útil ¿para que guardar un descuento de un producto que jamás has utilizados ni necesitas? Recibimos muchísimo material publicitario para incitarnos al consumo, decide por ti mism@ lo que es realmente interesante, el resto a la papelera de reciclaje o para reutilizar si tiene utilidad. Yo suelo utilizar las revistas del súper como papel absorbente en el fondo del cubo de la basura.

 

5.- Al finalizar deja tu lugar de trabajo en orden

Cada carpeta en su sitio, los papeles que hayas decidido reciclar en el cubo de reciclado y la mesa o superficie donde has estado trabajando tan ordenada como lo estaba cuando comenzaste la tarea.
¿Que te parecen estos consejos? Yo creo que en el fondo todos sabemos que el método, el orden y la constancia nos facilitan mucho la vida, la cuestión es mentalizarse y aplicarlo día tras día para no caer jamás en el cáos de una mesa llena de papeles que se pierden en el follón. Si se te ocurren más ideas o tienes algún método particular para organizarte me encantará que nos lo cuentes.

Imágenes: 1 // 2 // 3

1 Comment

  1. Feliz Año guapísima! soy doña carpetas, cajas y cajones, a veces cuando les pongo orden me alucina el zoo que monto, jajaja
    Besines

    Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *