Vestir una cama con encanto

Cama barco

¿Te gustan las camas bien vestidas? ¡A mi me encantan! Cuando paso por delante de un escaparate con una cama completamente vestida se me van los ojos y me llevaría cada sábana y cada cojín que veo.

Para hacer una cama bonita no hay reglas fijas, las posibilidades son infinitas y muchísimos los accesorios que se pueden poner sobre ellas. Además, el estilo puede ser diferente según sea una cama de matrimonio, de niños o de invitados.

En reglas generales hay ideas que no fallan. Con un poquito de idea y algo de presupuesto puedes conseguir una combinación bonita con unos elementos básicos -cojines, manta, colcha, etc- que puedes combinar con un par de juegos de sábanas -para tener quita y pon- y hacer que la cama parezca diferente cada semana.

Azul

Cabecero

Para que una cama resulte más atractiva lo ideal es hacerla con varias capas:

1. Sábanas. Unas sábanas blancas, de lino o algodón, nunca fallan, combinan con cualquier estilo e inictan al descanso. Pasamos un tercio de nuestra vida en la cama así que mejor no escatimar con las sábanas, compra las mejores que te puedas permitir.

2. Mantas o edredón. Son dos opciones para cubrir la cama las noches frías. En el caso de utilizar mantas o edredón fijo, lo recomendable es elegir un color neutro y claro, Si se emplea un edredón desenfundable, se pueden usar fundas con estampados y dibujos algo más atrevidos.

3. Colcha o cobertor. Durante el día, cuando la cama esté hecha, resultará mucho más atractiva si añades un cubrecama o una colcha. Busca algo que coordine, entonando el color y aportando textura. Colócalo a los pies de la cama, doblado en tres, por la mitad o más extendido, según prefieras.

4. Almohadas. Las almohadas hacen la cama más acogedora e invitan al descanso. Personalmente me gusta poner un par de almohadas para cada uno: las de dormir, del ancho de la cama, y otras grandes para leer o ver la tele -sí, yo veo la tele en la cama :-)

5. Cojines. Los cojines no es que tengan una utilidad específica más allá de la mera decoración, pero son la pincelada final. No son necesariamente caros y se pueden reemplazar cuando quieras cambiar el aire del dormitorio. De todos modos, yo di con unos que me encantan y como no me canso, los tengo ya varios años.

Te dejo algunas fotografías muy inspiradoras.

Satén

Edredón azul

Cama de hierro

Boutí

Cálida

Fotografías: via

Otras entradas interesantes

2 comentarios

  1. Qué camas tan preciosas. Me encanta la primera, de barco.

    ResponderEliminar
  2. Son todas maravillosas, no sé yo si podría dormir de la emoción. La de barco me chifla, pero la de hierro con el boutí azul también. Gracias, Eva!

    ResponderEliminar

Colaboramos con

Subscribe