Conseguir un ambiente románico

Velas

¡Feliz día de San Valentín! 

Ya que todos los medios se empeñan en enfatizar el carácter romántico de esta fecha, yo voy a dedicar este post a escribir un poco sobre el ROMANCE en casa. No te asustes, intentaré no caer en la cursilería.


Lo cierto es que si llevas una vida como la mía, ocupada con los niños, el perro, los quehaceres domésticos y el trabajo, el romance suele desvanecerse y los cuentos de hadas de cómo sería tu vida en pareja desaparecen detrás de un fregadero lleno de platos sucios.

De manera que para mantener parte de la chispa y la diversión de la vida en común con mi medio pomelo, de vez en cuando, me da por crear un poco de ambiente en casa. Y no sólo en el dormitorio, en toda la casa.

Y como creo firmemente que vencer a la rutina es cuestión de actitud, me esfuerzo un poco por sobreponerme al cansancio de cada día y poner en práctica algunas ideas que no suelen fallar.

Chimenea

Sacar esa vajilla preciosa que espera en el aparador una ocasión especial, poner unas velas en el dormitorio y en el baño, adelantar todas las tareas del día para que las obligaciones acaben antes, acostar a los peques algo más temprano. 

Al anochecer, apagar las luces brillantes del techo y dejar algunas lámparas más tenues. Encender la chimenea o un grupo de velas, poner música e intentar desconectar de la rutina de todos los días. Sentarte con tu pareja a recordar viejos momentos felices es una buena forma de atraer de nuevo la alegría y las risas. 

Todo esto os lo cuento hoy por ser San Valentín, pero no para aplicarlo solo hoy, sino en más ocasiones. Probablemente no os pillen de nuevas, porque son puro sentido común, e incluso se os ocurran otras cosas. Si alguien quiere aportar algo más, tiene todo el espacio de comentarios para hacerlo.

Copa

¡Feliz día! 
Hoy y todos los días.




Otras entradas interesantes

0 comentarios

Colaboramos con

Subscribe