Una cocina turquesa


!Hola! ¿Qué tal fue el día? El mío ha sido tranquilo, pero estaba deseando que llegara esta hora para contaros lo último que he estado viendo. Hoy me dediqué a ver cocinas.


Mi cocina ya tiene sus años, realmente no está para cambiar, pero me encanta ver las cosas que se llevan ahora. Veo mucho colorido en los muebles: rojos, azules, naranjas..., volvemos a los tonos que se llevaban años atrás -ya sabéis lo de moda que está todo lo retro o vintage- pero con un enfoque nuevo.

Me llama mucho la atención el azul turquesa, un color precioso para una decoración fresca y atemporal. Pero... ¿en la cocina? Pues sí, con un poco de atrevimiento puede resultar algo tan bonito como esto.

Si los muebles de tu cocina son de otro color, puedes cambiar su aspecto pintando una de las paredes con este tono. ¡O incluso el techo! Parece muy osado, ¿verdad? Pues hay que atreverse.


Puede que todo turquesa te resulte algo cargante, entonces prueba esta combinación: los muebles de abajo de color y los de arriba blancos. La tapicería de las sillas y algún objeto meramente decorativo puede acentuar el efecto.


El turquesa en una isla central parece que lo bañe todo de color, más si se refuerza el efecto pintando de un azul suave las paredes.


Otra forma de dar el toque de color aunque los muebles no sean turquesa es utilizando menaje de este color. El azul combina bien tanto con el blanco como con los diferentes tonos de madera.


Personalmente me encanta la combinación de turquesa con verdes suaves.


¿Os ha gustado la idea? Espero que os sirva de inspiración, pero también que me contéis cómo son vuestras cocinas.

Otras entradas interesantes

1 comentarios

Colaboramos con

Subscribe